Raphael Lemkin 1900-1959

Un personaje excepcional de la historia del siglo XX

El humanista y jurista Raphael Lemkin nació en Polonia y en 1939 se convirtió en un refugiado durante su huida de la guerra a través de Europa, hasta que llegó a su destino final en Estados Unidos. Lemkin acuñó el neologismo genocidio en 1943 combinando la palabra griega genos + el término del latín cidere, que literalmente significa matar a un pueblo.

 

En la autobiografía de Raphael Lemkin titulada Totalmente Extraoficial, Raphael Lemkin da cuenta de la vida de un personaje excepcional de la historia del siglo XX, una persona con la imaginación moral y convicción de su responsabilidad cívica que dedicó su vida a educar, concienciar y luchar para que existiera un marco legal que pusiera freno a la barbarie por medio de un tratado internacional: la convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio. Lemkin siguió la máxima de Tolstoi «creer en una idea exige vivirla» y convirtió la consecución de su ideal en su forma de vida. Lemkin fue una persona cuya inteligencia y vivencias personales le permitieron «pensar con generosidad» y abrazar una visión de Humanidad a contrapié de las visiones nacionalistas, supremacistas y excluyentes del siglo xx, pero también opuestas a las que nuestro siglo XXI está atestiguando.

 

Lemkin es un gigante, desconocido para el gran público, en la genuina tradición de los pensadores y visionarios incomprendidos, marginados. Un ilustrado de la mejor estirpe humanista europea. Gracias a Raphael Lemkin en 2020 celebraremos el 73 aniversario de la aprobación de la convención sobre Genocidio por la asamblea General de naciones Unidas el día 9 de diciembre de 1948, un día antes de la aprobación por la asamblea General del otro texto imprescindible creado en la primera mitad del siglo xx, la Declaración Universal de Derechos Humanos. El legado de Lemkin reivindica la patria común de la Humanidad y la responsabilidad de prevenir los actos recurrentes de genocidio, que la Historia nos muestra acechando en el futuro, nuestro futuro horizonte. Nuestra responsabilidad radica en poder responder desde la patria común de Humanidad a la que pertenecemos y seguir ampliando los escenarios de justicia y protección de derechos humanos que Lemkin innovó con su imaginación y compromiso personal.

 

Haga clic aquí para ver y comprar la biografía de Raphael Lemkin en alemán, en inglés y en español (enlaces a Amazon).